Andrés San Martín | Matices cotidianos

 

El arquitecto y fotógrafo Andrés San Martín se define a sí mismo como un buscador y un encontrador. ¿Que quiere decir con esto?. Que su exploración se basa en la intención previa de descifrar sus propias preguntas a través de la fotografía, se piensa y se hace. Se pregunta y se responde. Los momentos están ahí y su belleza no está oculta, sólo hay que saber capturarla en el momento preciso, cuando la luz arroje su verdad sobre las cosas.

En este juego de atrapar la realidad del instante, cabe el mundo entero. Todo lo cotidiano es digno de recogerse. Después de todo, no hay sino segundos e instantes que se nos pasan por delante, uno tras otro, y ninguno, por más pequeño que sea, merece ser desaprovechado.

En sus propias palabras:

Búsqueda

Para mi la fotografía análoga se presenta como el resultado de un proceso de creación única a través de la inclusión de otras técnicas aparentemente “distintas”, en las cuales, el sistema de una altera el producto de la otra.

1er Movimiento

La fotografía tiene la capacidad de mostrarnos cosas que sabemos que están pero que no podemos ver. Esa capacidad de captar un período de tiempo prolongado o un instante en una imagen estática, que a la vez nos permite poder recorrerla en otro período de tiempo mientras “miramos” la imagen, abre un abanico infinito de realidades en dónde el experimentar con la relatividad del tiempo se vuelve un a forma de expresión formal y estética.

Encuentro

Nunca me he definido como un fotógrafo. Siempre que visito un lugar por primera vez lo último que hago es sacar fotos, es más, jamás saco fotografías en un lugar nuevo o reciente. Mis fotografías siempre aparecen luego de un período de adaptación, que para mi caso éste se fundamenta en la observación.

Me llama fotografiar escenas recurrentes de mi vida, cosas que veo todos los días, lugares que visito frecuentemente, situaciones cíclicas de monotonía aparente en la cual la diversidad está puesto en los detalles particulares del día, la hora, el clima, la estación.

Ciel et Terre

La singularidad de la monotonía contiene una belleza basada en la estética del momento, cada vez que me preguntan por una foto termino contando una historia señalando pequeños objetos pertenecientes a la fotografía, mas que una descripción del total que se ve.

Son esos elementos delatores los que crean la singularidad de la situación cotidiana, que bajo un encuadre y exposición precisas son capaces de convertirse en elementos híper reales, en los cuales un ínfimo momento, como lo puede ser una fotografía o un cuadro de Hockney (A bigger Splash), muestra de modo implícito todo un fenómeno sistemático mucho mas amplio de lo que es/está.

El Paisaje

El paisaje como una relación establecida entre el ser humano físico/no físico y el lugar en él que habita, ya sean desde «artificiales», ciudades o campos, hasta territorios inexplorados en los cuales la habitabilidad se establece a partir apreciaciones espontáneas, nómades.

En francés, así como en varios idiomas, el verbo être significa ser y estar. Es éste termino el que mejor define para mi “paisaje”.

No me gusta hablar de «lo natural y lo artificial»  puesto que nosotros, querámoslo o no también somos naturaleza. Es por eso que siempre intento incorporar elementos «humanos» (además del hecho que una fotografía o dibujo es elemento humano de por sí) dentro de las obras puesto que la aproximación hacia un territorio se establece bajo la relación de ser humano que tengo hacia él.

No comprendo el territorio sin la escala humana, sin mi propia escala.

 

Andrés San Martín Toloza (Santiago de Chile, 1988) es Arquitecto y Máster en Territorio y Paisaje, dedicado a la fotografía análoga, con especial énfasis en la creación de obras y series que toman a esta técnica como medio de representación de ideas y miradas acerca de sus ideas recurrentes; el paisaje, la temporalidad, el movimiento y la experimentación, encontrando en su reciente trabajo producciones artísticas originales, como también recopilaciones sobre su mirada de diversas ciudades en el mundo.

Su trabajo, desde la mirada técnica, se basa en la toma y elaboración de las obras en laboratorio análogo blanco y negro, controlando la totalidad de los procesos técnicos requeridos para una fotografía análoga, desde su captura hasta su encuadre.

Paralelamente, ejerce como docente en el área de urbanismo y paisaje en universidades de Chile, además de colaboraciones en París y Berlín.

Si quieres conocer más de su trabajo, visita su sitio web www.andresanmartin.com

— 

Texto: Gonzalo Schmeisser + Andrés San Martín 

Category: Perfiles
Entrada anterior
Exploradores | Thor Heyerdahl
Entrada siguiente
Espacios naturales protegidos: cohabitando el territorio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú